La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

un mundo

un mundo
sin puntos cardinales
sin coherencia

horizonte incendiado
que toma mi fuego
y hace con el suyo
una sola hoguera

que escupe mi cuerpo calcinado
sobre infinitas estepas de escarcha

y sobre el hielo
ya cenizas heladas
sigo sin entender

No hay comentarios:

Publicar un comentario