La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

desollado

debería salir al mundo
desollado
mostrando mis adentros

pero finjo
que creo en el verde de la yedra
y en la tierra que la pare sin descanso

debería ser sincero

gritar
no creo

no creo en el sol que me ilumina
ni en el aire que me acaricia
ni en la vigilia
ni en el sueño
ni siquiera
en la poesía

debería salir al mundo
sin esta fina envoltura
y gritar
no creo

pero finjo

No hay comentarios:

Publicar un comentario