La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

entonces

cuando vuelva a nacer
en lo oscuro
y tenga que volver a aprender las palabras
para pronunciarlas sin lengua

cuando me tenga que acostumbrar
al limbo
a vivir sin ojos

cuando tenga que abandonar mis piernas
y mi sangre
en cálices de madera

cuando la noche se venga
cuando la sombra venza

entonces
solo entonces
olvidad mi nombre



Abismo. Representación de la pieza de teatro inspirada en la tetralogía "Cortejo y Epinicio" de David Rosenmann-Taub; dirección Alejandro Castillo Tirado (2013). Corda Foundation.

algaida

me embriago
con los murmullos
que me llegan del mar

entre mis palmas
manchadas de ceniza
erijo un alba

como un crío
creo

mi voz clama
y se ahoga en sí misma

pero sigo

bebo
de los cantos
que fluyen
telúricos

ebrio de crepúsculo
por un momento
vivo en los reflejos

el grito
de las cosas
reverbera
en mi cabeza

de la luz
la sombra

y después
vuelve el desierto

siempre

las palomas


Di:

“oh madre
crisálida mística
en perenne metamorfosis
que nunca sabrás de mí”

por las mañanas
voy a tomar café en el bar
de una familia china
que hay cerca de casa

me gusta venir aquí
porque nadie me conoce

me quedo en silencio
mirando por la ventana a las palomas
comiendo nerviosas
basura del suelo

Di:

“oh crisálida
mota de polvo cósmico
ciega sorda insensible
madre”

debería dejar la ciudad
y volver al pueblo

estoy cansado de esta violencia
que te va envenenando
poco a poco

los conductores se pitan
se insultan
se pelean

la gente te pide que sonrías
en el trabajo

este ruido constante
que me hace enloquecer

Di:

“oh relámpago
que pareces iluminar el cielo
sólo para mí
y desapareces dejando el mundo
otra vez sumido tinieblas”

aquí la gente
dice que las palomas
son ratas aladas

en la casa del pueblo
teníamos un palomar

y yo
me pasaba horas mirándolas

tan pequeño
tan frágil era

Di:

"oh silencio
que me envuelves en tu regazo
y me haces presentir tu ser"

frente a la barra
una mujer
con tejanos anchos
una chaqueta barata
y el pelo corto
despeinado
se pinta los labios de rojo

junto a ella un anciano
apoya una muleta
y paga la cuenta de los dos
callado

Di:

"oh azul
oh azul
oh azul"

el mundo
es una leve pátina
que puede disolverse
con apenas tocarla

las palomas 
podrían con sus picos
si quisieran
desenterrar la verdad

ojalá
un magma de luz
nos cegara a todos

Di:

"oh escarcha
que cubres la tierra"

anoche en el trabajo
un viejo
muy ebrio
me pidió otra copa

yo le dije no podía
porque estaba demasiado borracho

me dijo

me quedan cuatro días
en este puto mundo
prefiero pasarlos borracho

cogí un vaso
lo llené con cuatro cubitos de hielo
puse todo el whisky que pude
se lo acerqué

y le dije
salud

Di:

"oh soledad
que cubres mi cuerpo
con una amable penumbra"

la señora mal vestida
y el viejo con su muleta
ya no están

pagaron
y se fueron

quedan
las palomas revoloteando

y yo
tan frágil
tan pequeño

decía emily

decía emily dickinson
que morir es el migrar de las aves
en busca de la primavera

y que nosotros
los vivos
somo pájaros empeñados en permanecer
en el invierno

pobre emily
yaciendo en los apacibles prados del sur
sola
como siempre
sola

desde el invierno
imagino una suave brisa
acariciando tu macilenta melancolía

desde el frío
te imagino serena
y sola
siempre sola