La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

un hombre

un hombre
sentado en un banco
en la parada del metro
mira al infinito
envuelto en una tranquilidad mágica

cuando llega el tren
permanece sentado
el tren para
se abren las puertas
sale la gente
se cierran las puertas
y se aleja

¿ese hombre soy yo?

un hombre
sentado en un banco
en la parada del metro
mira al infinito
envuelto en una tranquilidad mágica

cuando llega el tren
se levanta
y dando un salto
se arroja a las vías

¿ese hombre soy yo?

la parada del metro
parece infinita
envuelta en una tranquilidad mágica
cuando llega el tren
y pasa de largo

¿esa ausencia soy yo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario