La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

me mientes

me mientes
en todo momento
donde quiera que estés
incluso durmiendo
me mientes

incluso antes de conocerme
ya me estabas mintiendo

en los abrazos
haciendo el amor
más allá de tu sonrisa
en el marrón de tus ojos
me mientes 

me mientes llorando
por escrito
con el sonido de tus pasos

sobre todas las cosas
me mientes
desde el primer día
me mientes

y yo siempre lo he sabido
desde la primera frase

hola
me tienes enamorado
y tú no me haces caso
dijiste

y yo pensé
este niño
me miente

el caso
es que llevo toda la vida
esperando tus mentiras
y aunque sé
que mientes a otros
con la misma sonrisa
sinceramente
ya no soporto la vida real

No hay comentarios:

Publicar un comentario