La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

dos novios como nosotros

¿sabes qué me gustaría?
que no hubiera en barcelona
dos novios como nosotros

que los dos tuviéramos ocho años
y después de un infinito verano
hubiera llegado septiembre

sería el primer día de clase
y yo te vería llegar
de la mano de tu madre

tú no serías tan guapo
ni yo tendría tantos años

me acercaría corriendo a tu pupitre
me sentaría a tu lado embobado
y te diría
¿quieres ser mi novio?
y tú
con una sonrisa
parecida a la que tienes
me dirías
sí claro

nos cogeríamos de la mano
y ya estaríamos enamorados

la profesora seguro que nos miraría
pensando
qué tiernos

tú no serías tan guapo
ni yo tendría tantos miedos
ni habría en barcelona
dos novios como nosotros

yo te daría el primer beso
y tú me lo darías a mí

yo te regalaría mi goma de borrar
con forma de koala
y al llegar a casa
diría contento
mamá tengo novio
y ella se reiría de mí

así de fácil

tú no serías tan guapo
y yo no estaría tan jodido
ni habría en barcelona
dos novios como nosotros


No hay comentarios:

Publicar un comentario