La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

sin ver

encienden un fuego 
y cuando alumbra en torno de ellos
dios se lleva la luz y los deja a oscuras
sin ver

así es la vida
un constante anhelo
de luz
y calor

arrastrarse por bosques sin luna
buscando leña
a tientas

una lumbre
que nunca prende
llevas años
amontonando piedras

piedras frías
piedras
solo piedras

son las cosas de vivir
en el ángulo muerto
de dios

No hay comentarios:

Publicar un comentario