La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

cosas que nunca nos diremos

elegiste no caminar
para que no nos dolieran los pasos
decidiste no vivir

y yo no puedo dejar de pensar
en las cosas que nunca nos diremos

cómo te ha ido el día
te echo de menos
a las cinco en la plaza
te espero despierto

No hay comentarios:

Publicar un comentario