La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

condiciones de uso

los menores de cuatro años están exentos
el resto de viajeros debe llevar un billete de transporte
válido
adecuado
y validado

lo peor no es llorar
ni suspirar
ni esperar
ni decir todavía te quiero
o volvería a hacerlo

es necesario
que te asegures de que el billete
se corresponde con tus circunstancias personales
y de que es válido para las zonas en las que te moverás

lo peor es el olvido
el silencio
esa nada fría
que poco a poco
va anidando en tu pecho

además
debes validar el billete antes de comenzar el viaje
y en todos los transbordos que hagas
excepto si son enlaces directos entre líneas de metro

lo peor es no tener ya destino
pasear por la noche mirando las estrellas
y ver solo luces en el cielo

las validadoras de bus muestran una luz verde y emiten un sonido suave

lo peor es dormir tranquilo
sin desear que un ruido en la ventana
te devuelva la esperanza
lo peor es despertar 
y que la cama ya no tenga dos lados

consecuencia de un mal funcionamiento

lo peor es que mañana sea otro día
que el teléfono suene
y no se te acelere el mundo

no dan derecho a canje ni compensación

lo peor no es que sienta que ya no estás

hasta el final del trayecto

lo peor es que ya no existes

no puedes tirarlo antes de salir de las instalaciones
ya que estás obligado a mostrarlo

1 comentario: