La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

caer

aquél que me llevaba en sus manos
me dejó caer en el suelo

a veces pasa

la gente se cansa de llevar cosas todo el día
y te dejan caer

otros vienen
te recogen
y te levantan hacia el cielo

no todo el mundo
te deja caer con dolor
algunos
te posan suavemente
en el camino
y te dejan sus lágrimas
como refugio

se alejan muy despacio
de puntillas
para que no sufras
por su marcha

hay gente
que se va por amor


No hay comentarios:

Publicar un comentario