La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

como en un sueño cuántico

como en un sueño cuántico

paseo por la rambla
entre interminables filas
de plátanos de sombra

y en cada árbol
veo todos los árboles

vuelvo a plantar
con diminutas manos de niño
un hueso de níspero
en un arriate del patio

y saboreo su fruto
con boca adolescente

me subo a la higuera vieja
que hay frente a la casa grande
siempre abandonada

y paseo por la mañana
sobre su ausencia

te veo pasar
eres todos hombres
la primera cita nervioso
el sexo desenfrenado
todo el dolor
el miedo
el amor enloquecido

esta sombra
contiene todos los veranos
andando en los pinares
buscando espárragos

y sentarse a la fresca
en el parral

como en un sueño cuántico

estoy en esta rambla
y en todas

en las que he estado
repitiendo pasos

en las que no he estado
las que he leído 
las que he visto en el cine
las que me han contado
las que me hubiera gustado pasear

a veces intento ver las cosas
por primera vez
sin levantar toda la vida con los párpados

como un recién nacido

y despertar
de este sueño cuántico



No hay comentarios:

Publicar un comentario