La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

no sé si podré cambiar

no sé si podré cambiar

(la onda expansiva
de una explosión nuclear)

no sé qué decir

(en diminutos pedazos
tal vez átomos)

no quiero herir tus sentimientos

(victoria
grita la nieve en el invierno)

no te puedo dar lo que tú quieres

(puedes seguir muriendo
plácidamente
sobre mis restos)





No hay comentarios:

Publicar un comentario