La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

la dama

ha muerto la dama
y sus ejércitos se retiran
hacia un olvido helado

las sillas vacías
rodean al desierto

me siento en la arena
y espero

como un marciano
en una iglesia

no hay nada que entender

olvídalo muchacho
no luches más


la dama ha muerto

No hay comentarios:

Publicar un comentario