La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

frente al espejo

hace mucho que no me sonríes
viejo amigo

hemos crecido juntos
mirándonos cada mañana
a los ojos

ha pasado el tiempo
como un vendaval de fuego
y se nos ha llevado el alma

a los dos

a veces dudo
de qué lado está la realidad

no te voy a negar
que me gustaría
que tú fueras la persona
y yo el reflejo

me quedaría el consuelo
de que todo esto
ha sido un sueño

de cristal

No hay comentarios:

Publicar un comentario