La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

el chamán

para empezar este viaje
devoré mi deseo

ni entre los hombres
ni entre las mujeres

no tengo sexo
porque soy el mediador

soy el que abre la puerta
y el que tiene la llave
mi sitio está entre los dos mundos
por eso hablo lenguas
que no conocen los vivos

oíd mis parábolas
y mirad atentos los signos

yo llamo a las tormentas
y expulso a la langosta

para mí no hay secretos
ni profundidades

habito apartado de todos
para mantenerme puro

desde lo alto de la montaña
escruto el cielo y sus mensajes

vivo sin miedo
porque el miedo
soy yo



No hay comentarios:

Publicar un comentario