La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

jirón pico vómito

siempre hay jirones de luz
rompiendo
la noche

siempre hay un pico de gorrión
ahuyentando
el cementerio

siempre hay un día olvidado
vomitando
dentro de mi cabeza

y yo siempre mendigando
oscuridad
olvido
y silencio

como bálsamo de ausencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario