La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

voces lejanas

me oigo gemir de dolor
en voces lejanas

siento como el látigo
me destroza
en otras pieles
dulces y suaves

siento como la soga
rodea mi cuello
en otros cuerpos

muero de hambre
en caminos
que no conozco
ni conoceré

huyo de mi hogar
otra vez
muerto de miedo
en otros corazones

¿es éste mi destino?

alzo mi voz
de nuevo
como lo hice siempre
desde el principio de los tiempos
y pronuncio las mismas palabras
en todas las lenguas


rompo la vara del miedo
con la fuerza de todos mis hermanos
que sufren


ésta es mi voluntad

No hay comentarios:

Publicar un comentario