La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

más allá del horizonte

a veces me cuesta andar
con pasos humanos

a veces me cuesta seguir mirando
con estos ojos que no ven más allá
del horizonte

me alivia  que de vez en cuando
me abraza la vida como una pantera
que con sus zarpas de agua
me ciega

a tientas palpo una realidad desconocida
que apenas intuyo
y me estremece

no sé qué hay de verdad
en aquello que vislumbro

sólo sé que me siento uno
con todo

y cuando el felino me deja
vuelvo a mi caminar
en este extraño sueño
donde el mundo está fuera
y yo dentro

No hay comentarios:

Publicar un comentario