La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

el vaso

miro fijamente
un vaso sobre la mesa

la transparencia del cristal
continente
la transparencia del agua
contenida
el sonido de la palabra
que lo designa
y que según voy repitiendo
como un eco
va perdiendo su sentido
vaso
        vaso
                vaso
                        vaso
soy el agua
soy el vaso
el sonido
dejo de pensar
y todo
se disuelve conmigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario