La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

a mis poetas

desde los escombros
las azucenas me hablan
de ti
me cuentan
que un día
fuiste un gigante
de manos esféricas

quién lo diría
viéndote sentado
en las escaleras
de tu propio mausoleo

busco mi voz
huyendo de tus libros
pero recordándolos

quiero que mi canto se apoye
en tus bastones duros
porque las varas nuevas
que he encontrado
no resisten mi caminar

No hay comentarios:

Publicar un comentario