La poesía empieza donde la palabra pierde el sentido

casi nada

el aire que acaricia
las puntas de mis dedos
cuando digo adiós

prácticamente nada
casi nada

eso es lo que me sujeta a esta vida

algo sutil
imperceptible
la belleza de aquello
que no ves cuando pasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario